lunes, 21 de abril de 2014

Mi ovilladora

Hace mucho iba detrás de una ovilladora; una máquina para hacer ovillos, vaya. La busqué en lugares inimaginables, en secciones de herramientas varias, en mercerías y tiendas de labores. Finalmente, mi marido la encontró!!


Desde hace un par de meses, ocupa un lugar privilegiado en el taller. A mi me chifla y a los niños les encanta, hacen cola para ovillar (o hacer un tiovivo para sus muñecos, ejem!). 

Es sencillisima de usar y,... qué os voy a decir, hace unos ovillos tan blanditos que me quiero morir!!!!

En mi caso, la uso tanto para ovillar lana que viene en madeja como hacer 1 sólo ovillo de 2 cuando quiero trabajar a dos hilos como para dividir ovillos de lana en partes más pequeñas. En cualquier caso, para mí es un ayudante genial; soy de las que piensa que está perdiendo tiempo de tejer mientras ovilla a mano. 


Hoy la he estado exprimiendo un poco haciendo una montaña de ovillitos con un fin muy concreto que pronto desvelaré. 


Hemos pasado un rato fantástico! 

Feliz semana!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogging tips